"Es de bien nacidos ser agradecidos..."

Visitante nº


Enviada desde Thailandia

(Marian y Alberto)


Enviada desde Santiago de Compostela

Jose. Domi, Celia


Postal enviada desde Roma

Regalo de Angel, Luisa, Alfonso y Marian


Gracias a tí. Por tus fotos. Por tus ganas y por la ilusión que pones para que esto siga adelante.

Me decía Carmen al final de su correo...

    Por último quería referirme a eso, al foro y a tu página. No sé si decidirás definitivamente abrir de nuevo el foro, decidas lo que decidas, bien hecho está. El sentimiento es rabia, pero sobretodo tristeza. Tristeza porque una vez más la necedad parece vencer batallas. No es cuestión de incultura, que también, sino de mala educación y, en muchas ocasiones, maldad, y cuando no se dice nada salvo el deseo de hacer daño, todo eso termina derrotando por desidia y aburrimiento a quienes entrábamos a ese espacio a intercambiar ideas, a veces con más o menos mordacidad, pero creo que siempre con respeto, o simplemente a comunicarnos y compartir cuatro tonterías, esas pequeñas cosas que unen.
Pero no, Fernando, nuestro pueblo es un pueblo difícil, pero me niego a creer que nuestra gente sea lo que en el foro parecía que era la gente de La Fuente (muchos de ellos gente muy joven, cosa sorprendente porque esta ingenua cree que las generaciones que nos empujan deberían ser siempre mucho mejor: más abiertas, más tolerantes, con menos prejuicios, en definitiva más sanos, porque nada han vivido aún de importancia que pueda contaminarles el cerebro y el alma), unos fanáticos con ideas que no tienen ni pies ni cabeza. Se respiraba un aire insano que no había manera de atajar, y no sabes cómo siento la medida tan drástica pero acertada. No sabemos hacer uso de la palabra sin llegar al insulto personal, en muchos casos humillante. No sé si eso se enseña o se mama, como tampoco sé si el odio nace o se hace, sea como sea, el odio está latente y la falta de respeto también. Habiendo máximas tan sabias como sencillas como vive y deja vivir, respeta y será respetado, la libertad acaba donde empieza la de al lado etc, etc, ¿cómo se puede vivir movido siempre por el desprecio del semejante?
 
Una vez más te doy las gracias por tu dedicación, porque Fuente el Fresno tiene un lugar en el mundo gracias a www.fuenteelfresno.com (y me vas a permitir: y a quien le joda que se aguante, que muchas veces he pensado que parte de eso también hay en el acoso y derribo), más grande o más pequeño, pero lo tiene, que sólo con que los que están fuera tengan la oportunidad de pasearse por su pueblo a través de tu página, eso no tiene precio, y tú lo haces posible desde hace once años ya (cachín diez que se nos olvidó celebrar la década, ¿cómo no se nos ocurrió hacer un recopilatorio de lo más significativo de nuestro amado pueblo durante esos diez años? Bueno, lo haremos a los veinte, porque espero que sigamos compartiendo esa querencia por esta tierra que nos vio nacer).
Te envio un afectuoso saludo y mucho ánimo. 

Carmen López


Sin el foro somos más pobres.

Carta abierta a Fernando Izquierdo Rodríguez “webmaster”de www.fuenteelfresno.com

  Hola Fernando:

 Parece mentira pero es cierto. Nunca antes me lo había planteado así. Sin el foro somos más pobres. Todos sin excepción. Usuarios de la página o no. Los de aquí y los de allí. Locales y forasteros. Asiduos a la página o visitantes ocasionales. Hemos perdido riqueza: información, ideas, posibilidades, respuestas, curiosidades, posicionamientos, palabras...

Aunque lo pudiera parecer no es ningún reproche. No sería justo después de tantos años dando soporte a este espacio virtual, pagando las cuotas, buscando patrocinadores, haciendo fotos y dándoles con el photoshop, vigilando el foro para que la mala hierba no se adueñe de él. Y sobre todo invirtiendo tiempo, uno de los bienes más preciados, quizá restado a cosas tan importantes como la familia o el sueño. Entre otras. Y todo por el pueblo, como en la Ilustración, pero con el pueblo, en forma de visitas, comentarios, opiniones, aportaciones (escasísimas por cierto). Orales o escritas. En formato electrónico o en papel. Mejorando poco a poco.

La página ha pasado por muchas fases. Surgió en la primera era de internet, durante la llamada web 1.0, en la que cada usuario hacía su página y la ofrecía al resto. A Fernando, persona con inquietud cultural manifiesta e implicado en y con su pueblo “hasta el corvejón” desde hace tiempo le pareció bien abrir en la red una ventana que mirase a Fuente el Fresno. Dicho y hecho. Registró el dominio y se puso a hurgar con el ordenador ofreciéndonos cosas de Fuente el Fresno. Que nos gustan. Que pueden hacerse mejor o peor. Pero que están hechas ya y ahí, disponibles para quien las quiera. Luego llegó la web 2.0 en la que lo importante no es abrir una ventana para mirar o ser mirados sino el intercambio que se produce entre las personas que hay en uno y otro lado. La clave del éxito son básicamente las llamadas redes sociales, los foros y los blogs. Entre otros.

La riqueza que hemos perdido es ésa, la posibilidad de intercambio en torno a Fuente el Fresno en general y al foro en concreto. Tendrás tus motivos para haber cerrado el foro igual que los has tenido para mantenerlo abierto durante tantos años. Y serán perfectamente respetables. Al fin y al cabo la página es tuya y no tienes por qué dar explicaciones a nadie. Pero algunos nos hemos acostumbrado a él y queremos seguir. En una sección reciente, hecha ya a foro cerrado, has escrito lo siguiente:

 “Esta Navidad, no sé si por la lluvia, por el frío, por lo del foro o por lo del Belén... triste. Un poco triste. Y con pocas o ninguna gana de trabajar. No se. Algo esta pasando por aquí que se nos va de las manos.”

Cuando uno escribe eso es que está cansado y necesita tomarse un respiro. Ya son muchos años de “webmaster” que a efectos prácticos te ha supuesto ser director, redactor, guionista, fotógrafo, maquetador, administrativo, productor, limpiador, corrector y hasta becario de la web. Y lo has hecho bien. Muy bien. Es preciso reconocerlo y hacerlo en público.

El premio a todo ese trabajo es que has logrado que la página y el foro (en la web 2.0 uno sin el otro no son nada) se hagan necesarios. Que se les eche de menos. Muchos pagarían por tener algo parecido. Has conseguido que con sus fotos, con el foro y sus comentarios este pequeño sitio web forme parte del patrimonio cultural de Fuente el Fresno porque la página en sí es Fuente el Fresno. Por supuesto, también la página eres tú. Pero también nosotros, los que participamos de una u otra manera en el foro somos la página. También los que salimos en las fotos. Todos. Nosotros. En torno a Fuente el Fresno.

No sé si era el objetivo que tenías pero es lo que has conseguido. Por eso ahora, si nos quitas una parte parece que nos arrebatas un trocito de nosotros. Y no queremos. Por eso te escribo. La página es necesaria. Es patrimonio cultural de ese que llaman intangible. Es Fuente el Fresno. Y por ello, aunque puedes, no debes privarnos de ella ni de ninguna de sus partes.

 

Acabo felicitándote por tu trabajo a lo largo de todos estos años y dándote ánimos para que sigas durante muchos más. Al fin y al cabo cada vez más gente, joven y mayor, va usando internet y al igual que hacemos con los mapas, lo primero que hacemos es buscar nuestro pueblo. Tienes la oportunidad de que todas esas primeras miradas se posen en www.fuenteelfresno.com y de que los navegantes ya habituales tengan un puerto en el que recalar, que consideran casi como propio, y en el que se sienten como en casa. Aprovéchala.

  Invierno de 2009-2010      

J. F. Santos

  


Plancha de barro cocido a mano siguiendo sistemas antiguos

Regalo de Marian


Postal enviada desde París

Regalo de Angel, Domi, Luisa y Marian