Consuman vuesas mercedes una olla de cordero el día de fiesta señalado, y si no fuera posible la olla, no haya perdón para consumir tan digno manjar a la brasa de sarmientos. No han de olvidarse otros yantares propios de esta tierra como nuestras migas, gachas, caldereta, duelos y quebrantos, queso,... y si la ocasión lo requiere algún palomino despistado.