Los Montes de Toledo constituyen viejos macizos hercinianos, muy desgastados por la erosión. Están orientados de Este a Oeste sin llegar a cubrir la Meseta totalmente, desapareciendo al Este bajo los sedimentos terciarios de la Mancha.

Las distintas sierras que forman el Sistema de los Montes de Toledo, son el resultado de los movimientos originados por la tectónica alpina que dividió a estos en numerosos bloques, separados por fallas o valles trasversales.

Abundan los materiales neógenos, depositados en la depresiones. Al Oeste, debido a la fuerte erosión sufrida, aflora el antiguo zócalo paleozoico, dominando materiales más antiguos, granitos, gneis, pizarras y cuarcitas.

OROGRAFÍA

La Comarca Natural de Los Montes de Toledo, está caracterizada por la presencia de los Montes de Toledo y sus estribaciones Sur-Oeste. Con un total de 387.183 Has., está comprendida entre la provincia de Toledo al Norte, el Campo de Calatrava al Sur, la Mancha al Este y la provincia de Badajoz al Oeste, formando parte de ella entre otros, Fuente el Fresno. Formado por multitud de conjuntos montañosos, Montes de Toledo afecta de forma directa la Sierra de la Calderina, que se encuentra situada al Sur del Sistema.

Comienza al Oeste de Las Labores y termina en El Charco del Tamujo (pedanía de Fuente el Fresno). Su mayor altitud es el pico de la Calderina con 1208 m., estando formada por la Sierra del Reventón, Sierra Luenga, Sierra de la Cueva y Sierra de la Calderina.

La Sierra de la Calderina está en Fuente el Fresno y estribaciones de la Sierra de la Cueva

 

VEGETACIÓN

Las características climatológicas unidas a la orografía de la zona y a la presencia mayoritaria de suelos silicícolas, condiciona la presencia d