Un dolmen llamado "Cocinilla del Cura"

en Fuente el Fresno

 

 

 

 

 

 

 

Dolmen es una palabra que tiene 

un origen etimológico bretón,

 que significa mesa y así como tales,

 las deberían ver los hombres 

de épocas posteriores a estos monumentos.


Al hablar de megalitismo hemos de remontarnos hasta el 4500-4400 a.C. para hallar el origen de este fenómeno en las costas de bretonas de Francia.
El hecho es que, tras su nacimiento, el megalitismo sufrió una expansión que invadió el continente europeo y la cuenca mediterránea, sin olvidar las islas británicas. Este movimiento fue muy rápido, ya que hallamos monumentos megalíticos en Gran Bretaña, Irlanda, Sur de Francia, Portugal y España, que tienen fechas similares a los megalitos bretones.
A parte de su internacionalidad hay que destacar su homogeneidad tipológica, ya que los distintos monumentos son muy parecidos en los distintos países, aunque con pequeñas variaciones y localismos propios de una evolución arquitectónica que se desarrolló a través de más de tres milenios.