Santa Quiteria


Feria 2004

Feria 2005

Feria 2006

Feria 2007

Feria 2008

Feria 2009

Feria 2010

Feria 2011



  La patrona del pueblo de Fuente el Fresno es la virgen y mártir Santa Quiteria que, como todas las imágenes del mundo cristiano, se halla representada con los símbolos que la identifican como santa, virgen y mártir. Así la corona que porta simboliza la virtud (la disposición de su alma para las buenas acciones); la marca de su cuello como prueba de su martirio (de triunfo sobre la muerte); la palma en su mano izquierda, señal de su castidad y lealtad a quien dedicó su vida; y el lirio, en la mano derecha, que representa la pureza de su corazón.

 "Lucio Catelio, presidente de Galicia y Portugal, señor de tantas tierras y vasallos, que se extendía á título de rey su dominio, tuvo en su esposa Calsia nueve hijas de un parto. Admirada Calsia de tan prodigioso parto, quiso que á todas nueve les quitasen luego las vidas, por que su esposo no juzgase menos casta su honestidad. Por lo cual ordenó á la partera que las echase luego al rio; pero la divina Providencia lo dispuso de otra suerte; pues llev&aaucte;ndolas a una vecina aldea la partera misma las dió a criar, y las amas que las recibieron por hijas, porque de veras lo fuesen, las hicieron bautizar, y pusieron por nombres Geniveva, Liberata, Victoria, Eumelia, Germana, Gemma, Marsia, Basilia y Quiteria, todas santas esposas de Jesucristo, que con él viven y reinan. !Con cuánta verdad se puede decir que no hay mal que por bien no venga!. Dígalo el presente suceso, pues al querer Calsia hacer tanto mal á sus hijas, como quitarles la vida, fue para tanto bien suyo, que no pudo ser más. Porque sus padres eran gentiles, y asm no las hubieran bautizado, antes sí dejado en las oscuras tinieblas de su ciega idolatría.


Vinieron despues por divina disposicion á ser conocidas de sus padres, y recibidas en su casa como hijas. Donde un día estando en oración Quiteria se le apareció un Ángel que la dijo: <<Dichosa y bienaventurada tú, que mereciste hallar gracia delante de Dios, para que te halla escogido por esposa. De su parte vengo á decirte que es su voluntad vivas algun tiempo solitaria en el monte Oria, donde te ejercitarás en oración y contemplación>>. La santa doncella obedeció al punto, y siguiendo al Ángel llegó con él a dicho monte, donde vivió algun tiempo gozando divinos coloquios con su dulce esposo Jesús, visitada de Angeles y sustentada por ellos, tanto, que ya temía sí la ordenarían que dejase aquella celestial vida, como sucedió, pues dentro de poco tiempo se le mandó volver á casa de su padre, el cual estaba muy cuidadoso por no saber lo que de ella habia sido. Recibióla alegre con decirle tenía concertado de casarla.

Ella, sin determinar lo que haría, se retiró á orar y pedir a Dios la librase del peligro en que su padre la quería poner de perder su virginidad, y que pues se la habia ofrecido, que su Majestad se la conservase. Envióla al instante Dios un Ángel que la consoló y dijo que no temiese, y se dispusiese á salir otra vez de casa de su padre; pero que había de llevar compañía conforme á su estado é hija de quien era, y pasase á la ciudad de Aufragia, en donde Dios tenía determinado que recibiese la corona del Martirio. La santa doncella, escogiendo número bastante así de varones como de mujeres de casa de su padre, á quienes movió Dios los corazones para que fuesen con ella, salió con ellos y se fué á la ciudad de Aufragia, de donde era señor Lentiano, idólatra. Tuvo con él Quiteria diversos coloquios, y aunque al principio él la trató ásperamente, al fin convencido de sus prudentísimas razones vino a convertirse á Jesucristo y hacerse cristiano.

   Luego que el padre de Santa Quiteria supo de la idea de su hija, mandó a un caballero principal de su casa, llamado Germano, con quien tenía concertado casarla, que fuese á buscarla con gente bien prevenida, y hallada la quitase la vida.

   Así como lo ordenó el cruel padre se puso por obra, y hallándola en un monte, allí le cortaron la cabeza, yendo su bendita alma
a recibir su bien ganada corona de virgen y mártir á la gloria. Después de degollada dicen que la bendita Santa tomó su misma cabeza en sus manos, y fué con ella un largo espacio de camino hasta una ciudad cercana, donde paró, y allí fue sepultada por los cristianos, y en su sepulcro hizo Dios por ella infinitos milagros. Fue su martirio a 22 de mayo, día en que la Iglesia celebra su fiesta, por los años 100 del Señor.

 

 

 

 

 

 

Todos los años, con su carroza recién restaurada en el año 2002,

salió elegante, majestuosa y más Patrona que nunca

en sus dos

procesiones; el día 21 y el 22, (día grande...).

Todo esta preparado, e inicia su salida con el himno nacional, para recorrer las calles de Iglesia, Barandilla, Martires Franciscanos, Ramón y Cajal, Plaza Vieja y Tercia, para regresar a su Casa. La Parroquia que lleva su nombre.

El 22, pasea por  Tercia, Santa Quiteria (las aceras altas) y Jose Antonio.

 

Cuantos "VIVA SANTA QUITERIA"

Cuantos deseos fuenteros

Al final, Santa Quiteria se torna a su Palacio, sabiendo

que permanece viva

en los corazones de su gente:

Los corazones Fuenteros

........................